Cenas rápidas II

Hoy una cena rápida y además ligera, un carpaccio de ternera con rúcula. Normalmente cuando comemos carpaccio en casa solemos hacerlo del que venden “preparado” en Mercadona. En el pack viene la carne fileteada muy fina y una bolsita con queso parmesano.

20130704-215235.jpg

Para prepararlo simplemente ponemos un chorrito de vinagre de modena en un plato y lo extendemos para después colocar encima los filetes de carne. Añadimos un poco de sal Maldon y aceite de oliva virgen extra y a continuación las lascas de queso parmesano. Por ultimo cubrimos con la rúcula y listo.
En esta ocasión también elegimos un tinto de acompañamiento.

20130630-184756.jpg

Buen provecho!

Anuncios

Restaurante Sabors de Mar

Una buena amiga nos recomendó este restaurante en Elche y en concreto su menú que como plato principal tiene nada más y nada menos que un arroz caldoso de bogavante…vamos, que con este dato, a mí ya me había convencido del todo, jeje.

El restaurante se llama Sabors de mar, está en pleno centro de Elche, en la calle peatonal Mare de Deu del Carme y el menú tiene un precio de 15€. De entrada puede parecer un poco caro para ser un menú diario pero creedme, no lo es para nada, sobre todo teniendo en cuenta los platos y la calidad:

-Ensalada de tomate raff con salazones (bonito y mojama)
-Revuelto de ibéricos
-Arroz caldoso de bogavante
-Y postre, nosotros pedimos crepe con chocolate pero tenían más variedad

20130625-215207.jpg

20130625-215221.jpg

En el menú tambien está incluida una bebida, imagino que agua, cerveza o refresco. Además, creo que el primer plato, el revuelto en nuestro caso, puede variar dependiendo del día. Y todo por 15€ ¿no os parece que está bien?

A nosotros desde luego nos gustó mucho y comimos muy bien.

Gracias Lore por el descubrimiento!

Pollo a l’ast

El verano ha llegado y con él los días de sol y playa que a mí tanto me gustan. Como tenemos la fortuna de vivir en un pueblo costero, la receta que hoy os vamos a contar es muy habitual de nuestros veranos ya que nos permite dejar el pollo cocinándose mientras nosotros nos vamos tranquilamente a la playa.

Ingredientes:

Un pollo entero no muy grande
Sal
Pimienta
Dos cucharadas (de las de café) de tomillo
Uno o dos dientes de ajo
Perejil
Aceite de oliva

Preparación

En el mortero machacamos los ajos junto a la pimienta, el tomillo, la sal, el perejil y un chorrito de aceite de oliva e introducimos la pasta resultante en el interior del pollo (pinchar el interior del pollo con un tenedor con el fin de hacer pequeñas incisiones por las que se infiltren los jugos durante la cocción). Con ayuda de hilo de cocina, atamos bien el pollo y lo insertamos en el pincho del horno diseñado para este tipo de asados (giratorios).

20130623-172807.jpg

Sazonamos el exterior del pollo e introducimos en el horno a 200º aprox. poniendo debajo una fuente con un poco de agua donde irá cayendo el jugo del pollo y que al final será la salsa del mismo. Asar de 2,5 a 3 horas, hasta que esté bien tostado…y a comer!

20130623-173611.jpg

Como veis es la versión casera del pollo asado que venden en los asadores de pollo de toda la vida y al que tanta gente recurre para darse un descanso los fines de semana.

Cenas rápidas I

Se nos ha ocurrido crear este apartado llamado “Cenas rápidas” en el que queremos compartir ideas para cenas que aunque sencillas y rápidas de preparar, ya que casi nunca implican cocinar, son un auténtico placer al que nosotros solemos sucumbir a menudo los fines de semana.

Aquí va nuestra primera propuesta: una buena botella de vino tinto, nosotros en esta ocasión optamos por un Casa Balaguer -regalo por cierto de nuestro querido amigo Evaristo-, un queso Torta del Casar, unos picos para acompañar el queso y unas buenas aceitunas negras de Aragón y verdes de sosa.

20130617-194333.jpg

La Torta del Casar es un queso con DOP (denominación de origen protegida), hecho con leche cruda de oveja Merina. Una recomendación a la hora de comprarlo, asegúrate de que está muy blandito, ya que esa es una de las caracteristicas de este queso y así es como está bueno de verdad. Para ello no dudes en “sobarlo” antes de elegirlo, no hay problema ya que van perfectamente envasadas. Y que no os engañe su textura cremosa, es un queso fuerte. Nosotros solemos comprarlo en El Corte Inglés o en Carrefour y normalmente lo podréis encontrar en dos tamaños. A mí personalmente, me encanta y hasta que no acabo con él, no paro.

Felices cenas!

20130621-183627.jpg

Una de arroz meloso

Si pasáis alguna vez por Denia, no sabéis donde comer y os apetece un buen arroz meloso, aquí os dejo uno de mis restaurantes favoritos de la zona: Miguel Juan. Lo tenéis en la calle Loreto y mantiene la decoración de los antiguos bares bodega, lo que le da un toque original que contrasta con los bares que le rodean.

Mis recomendaciones: tellinas, buñuelos de bacalao y de arroces, sobretodo el meloso de gamba roja de Denia pero también está rico el meloso de sepia con alcachofas.

20130615-165555.jpg

20130615-165622.jpg

20130615-165642.jpg

20130615-170553.jpg

Dios, me entran ganas de coger el coche e ir a comerme un arrocito ahora mismo!!! Por cierto yo no los he probado pero tienen una variedad de gin tonic bestial.

IMG_0832

Realmente Denia merece la pena conocerla, en otro post os contaremos que otros grandes tesoros esconde esta zona de Alicante.

Nos vemos.

Arroz y pata con papá

El arroz y pata es toda una tradición en mi casa y cuando mi padre se decide a hacerlo procuramos no faltar a la cita, porque nos encanta y porque suele reunir a toda la familia. Es uno de los arroces alicantinos más originales y su textura y sabor no deja indiferente a nadie.

Como el buen tiempo ha llegado, apetecía mucho pasar el día en la casa rural familiar. Os dejo el enlace a la web de la casa para que le echéis un vistazo, Masia los Pasos, os va a encantar.

Antes de nada quería aclarar que no es arroz hecho con la hembra del pato, NO!!! Es arroz con pata de ternera, sí, como leéis, con la pata del animal. Pero que esto no os eche para atrás por favor, conozco mucha gente a la que no le gusta la pata y sin embrago le encanta este arroz. Simplemente, no se comen la pata.

En fin, lo primero que necesitáis para hacer este arroz, es encontrar una carnicería que os pueda vender una pata de ternera bien limpia. Todos los demás ingredientes son muy comunes.

Ingredientes (para 9 personas):
-Una pata de ternera de aproximadamente 2 kg
-1/4 de garbanzos (pesados en seco)
-2 cabezas de ajo enteras
-1 pimiento rojo grande
-2 tomates maduros rallados (aprox 300 gr)
-900 gr de Arroz
-Un poco de chorizo ibérico a rodajas (aprox 10 rodajas)
-1 patata mediana
-240 gr de aceite de oliva
-3 lt de agua para preparar el caldo
-Un poco de pimentón rojo dulce (1/2 cucharadita de las de café)
-Sal
-Azafrán o colorante

20130611-224138.jpg

Empezamos preparando el caldo que normalmente solemos dejar hecho el día anterior. Hay que hervir la pata troceada y los garbanzos en agua con un poco de sal durante aprox. 1h (en olla expres). Es importante que la pata quede muy blanda y gelatinosa y los garbanzos bien cocidos. Separamos los garbanzos y la pata del caldo y deshuesamos esta última reservando los trozos de carne (si es que se le puede llamar así).

20130611-224750.jpg

Si preparáis el caldo el día antes, refrigeradlo para que no se estropee y no os asustéis si al día siguiente el líquido se ha convertido en gelatina, es normal, se debe a la proteína de la pata. Evidentemente, para luego añadirlo a la paella, tendréis que calentarlo para que recupere su estado líquido.

Comenzamos con la preparación. En el aceite de oliva sofreímos las cabezas de ajo, el pimiento rojo, la patata cortada en rodajas no muy gruesas y finalmente el chorizo (este último solo un poco, vuelta y vuelta, lo justo para que deje un poco de sabor) y apartamos todo. En ese mismo aceite sofreímos el tomate y cuando ya está bien hecho añadimos un poquito de pimentón e incorporamos los ingredientes sofritos anteriormente, la pata, los garbanzos y el arroz. Damos unas vueltas a todos los ingredientes juntos e incorporamos el caldo (2 veces y media el volumen de arroz. Ojo, el volumen, no el peso) y un poco de colorante o azafrán. Dejar cocer hasta que no quede caldo (entre 15 y 18 min). A media cocción rectificar el punto de sal si es necesario.

20130612-234212.jpg

Buen provecho!

20130612-234337.jpg

Esperamos que si no lo habéis probado, os animéis a hacerlo si tenéis oportunidad, es una joya de la gastronomía alicantina. Y por favor, escribidnos si tenéis alguna duda o pregunta sobre su elaboración.

La tentación Red Velvet

Me encanta el pastel que da nombre a nuestro blog. No solo por su sabor y textura, algo especial y diferente desde mi punto de vista, sino también por su aspecto que me llamó tanto la atención la primera vez que lo vi. La combinación del rojo intenso del bizcocho en contraste con el blanco del frosting (cobertura), hacen de él todo un espectáculo para la vista y para nuestros estómagos.

20130605-205354.jpg

¿Os animáis a hacerlo? Aquí os dejamos la receta que por cierto encontré en otro blog y que da muy buen resultado. Que buen invento es internet para compartir información!

Para el Bizcocho “Red Velvet”:

*125 gr. mantequilla (a temperatura ambiente)

*275 gr. de azúcar

*2 huevos

*280 gr. harina de repostería

*15 gr. cacao en polvo

*1 cucharadita de levadura en polvo

*1 cucharadita de bicarbonota sódico

*1/4 cucharadita de sal

*240 ml. buttermilk (240 ml de leche + 1 cucharada de vinagre)

*1 cucharadita de esencia de vainilla

*1 cucharadita de vinagre blanco

*2 cucharadas de colorante alimenticio rojo en gel

Para el Frosting:

*75 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

*300 gramos de azúcar glas

*200 gramos de queso crema (tipo Philadelphia)

*Una pizca de esencia de vainilla (opcional)

Elaboración:

En un bol ponemos previamente tamizados (los ingredientes secos) la harina, el cacao en polvo, la levadura, el bicarbonato y la sal, reservamos. En otro bol mezclamos (los ingredientes líquidos) la buttermilk, colorante rojo, extracto de vainilla y el vinagre.

A continuación, con la ayuda de las barillas eléctricas batimos la mantequilla (que estará a temperatura ambiente) y el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina esponjosa. Acto seguido añadimos los huevos (uno a uno) batiendo después de cada adición para que se integren bien en la masa. Posteriormente, añadimos los ingredientes secos poco a poco intercalados con los líquidos.

Precalentamos el horno a 170º.

Una vez tenemos la masa lista, tenemos dos formas de preparar el bizcocho:

1. Vertemos toda la masa en el molde (previamente engrasado) y cortarlo por la mitad con la ayuda de un cortador de tartas o cuchillo de sierra.

2. Dividimos la masa en dos moldes distintos.

Por último horneamos durante 25-30 minutos a 170º o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Dejamos enfriar el molde sobre una rejilla 10 minutos, pasado este tiempo, desmontamos el bizcocho y dejaremos enfriar como mínimo unos 45 min.

Mientras, preparamos el frosting. En la batidora con la pala ponemos la mantequilla con el icing sugar, batimos hasta que no queden grumos de mantequilla, ponemos el queso crema y batimos primero un minuto a velocidad baja y luego dos o tres a velocidad media alta, hasta que esté bien esponjoso.

Ya sólo nos quedará montar la tarta, para ello ponemos como base uno de los bizcochos al que incorporamos una gruesa capa de crema de queso encima. A continuación tapamos con el segundo bizcocho y por último cubrimos la totalidad de la tarta con el resto del frosting y decoramos al gusto.

El colorante rojo es muy fácil de encontrar hoy en día, se vende en muchas grandes superficies, aunque el que nosotros usamos es uno que está especialmente indicado para el Red Velvet y que además de color, aporta también aroma. Lo compramos por internet aquí
Con un botecito de estos creo que da al menos para 6 pasteles, nosotros con uno ya hemos hecho 3 y calculo que aún nos queda para otros tantos.

20130605-211235.jpg

En cuanto al buttermilk, en castellano suero de mantequilla, igual este producto sí es más complicado encontrarlo pero en la receta os indicamos cómo sustituirlo fácilmente con dos ingredientes que todos tenemos en casa. Nosotros hemos probado las dos opciones, y de las dos formas sale bien, así que no sufráis si no lo encontráis.

Esperamos que os guste!