Una tarta de manzana diferente

¿Por qué diferente? Pues porque no es la típica hecha con masa quebrada o con hojaldre, la masa con la que hacemos la base de esta tarta contiene principalmente margarina y harina Yolanda y el resultado es muy especial y muy, muy rico 😋. Como no sé muy bien como describirla, no lo voy a hacer, así os animo a probar esta receta para descubrir a qué me refiero 😉.

Ingredientes
-300 gr de harina Yolanda
-250 gr de margarina vegetal
-2 yemas de huevo
-1 cucharadita de levadura
-10 a 12 cucharadas soperas de azúcar
Crema pastelera (receta en este link)
-2 o 3 manzanas
-Mermelada de albaricoque

Preparación
En primer lugar preparamos la base de la tarta combinando en un bol la margarina con las dos yemas y el azúcar (yo suelo poner 10 cucharadas pero ya sabemos, cuanto más azúcar, más dulce…). Una vez bien combinados estos ingredientes, incorporamos la harina y la levadura previamente mezcladas y tamizadas. La masa resultante es parecida a una masa blanda de galleta, se pegará si intentáis manipularla con las manos así que es mejor extenderla en el molde (de aprox 24 cm de diámetro) con ayuda de una cuchara o espátula.

Sobre la base de masa extendemos una capa de crema pastelera y sobre la crema colocamos las laminas de manzana (pelar las manzanas, cortar en cuatro cuartos, descorazonar y de cada cuarto o gajo, sacar tantas laminas de manzana como podamos).

20130921-205812.jpg
Hornear a 180º, calor arriba y abajo, durante aprox. 40. Para saber si está hecha pinchar y si sale limpio, está lista. Os aconsejo pinchar en los bordes de la tarta donde no atravesemos la capa de crema ya que si lo hacéis en una zona donde hay crema, ésta manchará el pincho y os puede confundir. Una vez hecha, sacamos del horno y cubrimos la superficie de la tarta con una fina capa de mermelada de albaricoque. Yo suelo diluir la mermelada en un poco de agua con azúcar, dejo cocer la mezcla unos minutos y luego la paso por el colador para conseguir una cobertura más fina.

20130922-002516.jpg
Os aseguro que está deliciosa y si no, ya me diréis 😉.

Anuncios

Restaurante Chema, una buena recomendación.

Normalmente cuando alguien te recomienda un nuevo sitio para comer, te puede sorprender para bien o para mal o incluso te puede dejar indiferente. Hoy os dejamos en este post una buena recomendación de nuestra amiga Sandra, que nos aconsejó un sitio de los de toda la vida, “de los del poble”, el restaurante Chema en Guardamar.

Nunca lo habíamos probado y eso que hemos pasado cientos de veces por la puerta. Siempre lo hemos visto como un restaurante con pinta de haberse venido a menos con el paso del tiempo, que ofrecía la misma cocina que muchos otros sitios típicos para turistas, en un pueblo turístico. Pues he de deciros que estábamos muy equivocados, por fuera no trasmite lo que realmente son capaces de hacer dentro de su cocina. Tiene una carta pequeña pero muy original y los camareros son muy profesionales y amables. En cuanto al precio, es adecuado y equilibrado, cuando terminas no te quedas pensando en la factura, si no en lo que has disfrutado.

En fin, volveremos más veces, básicamente por dos motivos, porque nos gustó mucho y porque nos quedaron unas cuantas cosas por probar.

20130921-185313.jpg

Probamos el pulpo al estilo murciano, los crujientes de pato, las patatas bravas, los buñuelos cremosos de bacalao (aunque a estos les damos un suspenso 😔 porque el rebozado era excesivamente grueso y apenas se adivinaba que eran de bacalao), y las anchoas, que estaban tan ricas que no nos dio tiempo a hacerles la foto 😁. Y como colofón, un brioche con helado de leche de almendras y pipeta de chocolate, muy original.

Ah, lo olvidaba, nos comentó el camarero que tienen pensado reformar el local para darle un aire más actual y acorde a su cocina. Gran idea, así a nadie más le pasará como a nosotros.

Restaurante Chema

Pan de la abuela de Lidl

No me puedo resistir a compartir este producto. Está muuuy rico y en todas sus versiones además, tostado o sin tostar, solo o acompañado… Eso sí, como todos los panes, y especialmente los que compramos en las grandes superficies, cuanto más recién hecho esté, mucho mejor, más crujiente, y mejor textura y sabor.

Como no vamos a Lidl todas las semanas, lo que hacemos cuando vamos es comprar dos o tres panes y al llegar a casa los hacemos rebanadas y los congelamos (al descongelarlo apenas pierde calidad, sobre todo si se ha congelado cuando lleva poco tiempo hecho). Así siempre disponemos de este rico pan en el congelador y en la cantidad que necesitamos para cada momento ya que sacamos solo las rebanadas que vamos a consumir, para las tostadas del desayuno, para la comida o la cena…

Su precio habitual es de 0,79€ para una barra de 400gr.

20130913-145802.jpg

Tiene buena pinta, verdad? 😉

Crema pastelera

En un próximo post vamos a subir una receta de tarta de manzana que, como muchas otras, lleva crema pastelera así que hemos pensado que lo mejor sería empezar con la receta de la crema primero.
Si os soy sincera, no tengo una receta preferida (de momento), si no que dependiendo del día y el postre, elijo una u otra. Todas eso sí, recetas de mis libros de repostería y dulces.
Os voy a dejar las tres recetas que suelo usar para que vosotros decidáis:

-Del libro “Bollería hecha en casa y con el sabor de siempre”:

20130912-182818.jpg
Xavier Barriga
Editorial Grijalbo
ISBN 9788425350184
19,90 euros aprox

-Del libro “Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados”:

20130912-184957.jpg
Caroline Bretherton
ISBN: 978-84-8076-780-4
Blume
29,90 euros aprox

-Del libro “Le meilleur de la France”:

20130912-192756.jpg
Editeur Larousse
ISBN 2035835291
20,19 euros aprox

Como veréis, todas son muy parecidas y se elaboran casi con los mismos ingredientes. Elige la receta y el aroma que prefieras, vainilla o canela-limón, y a cocinar!

Olla de cerdo 🐷

Qué suerte hemos tenido hoy con el tiempo, mirad:

20130907-171518.jpg

Sí, sí, no me he vuelto loca…todavía, jeje. Lo que pasa es que, además de que nos gustan tambien los días lluviosos, hoy nos apetecía comer un plato de cuchara tan característico de nuestra cocina familiar como los boquerones del último post. Y claro, imaginaros los sudores si hubiese salido un día de solazo y 30º 😅

El nombre del plato, o al menos como le llamamos en mi casa, es “olla de cerdo”. Completo, rico y barato ¡qué más se puede pedir!

Ingredientes ( para 4 o 5 personas)

-3 trozos de espinazo de cerdo
-400 gr de costillar de cerdo
-Dos puñados aprox de alubias blancas secas y luego remojadas
-Un par de ramas de apio con sus hojas
-Un boniato blanco
-Arroz (1tacita -de las de café- escasa por persona)
-3 morcillas de cebolla
-Un poco de colorante

20130907-231025.jpg

Preparación

En la olla exprés ponemos a cocer agua, el espinazo, el costillar, el apio y las alubias. Cocemos a fuego más bien bajo el tiempo suficiente para que las alubias estén hechas, aprox. 40 o 50 min, dependiendo de la alubia. Destapamos, salamos, echamos un poco de colorante y el boniato blanco pelado y cortado a trozos. A continuación echamos el arroz. Un consejo antes de poner el arroz, como el plato debe quedar caldoso-meloso y puede ser difícil controlar el tema del caldo, si creemos que puede haber en exceso, podemos apartar un poco en un cazo y si luego faltase, le añadiríamos. Cinco minutos antes de que el arroz esté cocido, incorporamos las morcillas enteras, probamos, rectificamos de sal si necesario y terminamos de cocer removiendo con cuidado para que la morcilla no se rompa demasiado.

20130907-231836.jpg

La verdad es que la foto no le hace justicia, no soy muy buena fotógrafa todo a hay que decirlo, pero es que además algunos platos son poco fotogénicos, por muy ricos que estén 😉

Buen fin de semana!