Tocino de cielo, receta de la abuela Pepita

photo

Me chifla el tocino de cielo y tanto he oído hablar del que hacía la abuela Pepita que, como no tuve la suerte de probarlo, tenía al menos que probar su receta. Yo no la conocí, a la abuela Pepita digo, y me hubiese encantado porque de ella dicen que cocinaba maravillosamente, pero de sus platos he oído hablar tanto y tan bien, que algunos puedo casi saborearlos. Afortunadamente muchas de sus recetas, incluida ésta del tocino, las tenía recogidas en una especie de recetario que su hija conserva, gracias Mª Tani por compartirlas 😘.

En esta ocasión lo preparamos como postre para la cena de Nochebuena y según Gus, estaba casi tan bueno -creo que nunca vamos a prescindir del “casi” cuando se trate de los platos de la abuela Pepita- como el que hacía su abuela (yo doy fe de que estaba increíble).

Ingredientes

-12 yemas de huevo

-1 vaso y dos dedos de agua

-350 gr de azúcar

Preparación

Empezamos preparando el almíbar: ponemos en un cazo el agua y el azúcar y dejamos cocer a fuego medio hasta que consigamos el punto de hebra, este paso es imprescindible para obtener un buen resultado así que sed pacientes. El tiempo aproximado que puede tardar el almíbar en llegar a este punto es de 25 minutos pero la mejor forma de saber si está listo es poniendo una gota entre dos dedos (cuidado aquí no os queméis, dejadlo enfriar un poco en la cuchara antes) y si al separarlos lentamente se crea un hilillo (o hebra), entonces ya está.

image

Una vez separadas las 12 yemas, las batimos en un bol con dos cucharadas soperas de agua y cuando el almíbar se haya enfriado un poco, se lo vamos añadiendo, poco a poco y sin dejar de remover con las varillas.

Ponemos la mezcla en un molde caramelizado (yo suelo hacer el caramelo en casa porque el que venden ya hecho no me gusta nada 😁) y metemos en el horno precalentado al baño maría, 170º y calor solo por abajo, durante 60 minutos aprox. Para comprobar si está bien hecho, pinchar y si sale prácticamente limpio, está hecho.

image

Dejar enfriar completamente y refrigerar mínimo unas horas (yo lo dejé toda la noche y todo el día siguiente hasta la cena). Desmoldar con cuidado antes de servir y… a disfrutar!

image

Nevaditos 🎅

20131217-214154.jpg
Cuando en casa huele a nevaditos recién horneados, es que la Navidad ha llegado 🎄🎄🎄. Y es que no hay Navidad que se precie en mi familia, sin nevaditos. Nos encanta este típico dulce navideño y desde hace muchos, muchos años, los hemos hecho en casa porque además son facilísimos. Mi tía Milo los hace también y le salen de maravilla, como todo lo que hace por cierto, es una artista. Os dejo el enlace a su blog de cocina para que la visitéis y lo comprobéis vosotr@s mism@s: La Gata Curiosa

Y aquí va la receta de los nevaditos, a ver si os animáis ☺️

Ingredientes
-1 vaso de vino blanco
-3/4 kg de manteca de cerdo
-1kg de harina (cantidad aproximada)
-3/4 kg de azúcar glas (cantidad aproximada)

Preparación
Hacemos la masa mezclando la manteca, el vino y la harina. Esta última la iremos incorporando poco a poco, controlando como va quedando la masa según vamos incorporando harina. Tened en cuenta que la cantidad de harina es aproximada, podéis necesitar un poco más o incluso un poco menos, dependiendo de la calidad de la manteca que uséis. La masa estará lista en el momento en que se pueda hacer una bola sin que se nos pegue en las manos.
Dejar la masa reposar en el frigo toda la noche, cubierta con film.

20131217-213112.jpg
A la mañana siguiente, sacar la masa del frigo y dejar a temperatura ambiente un ratito para que la masa pierda algo de frío, de lo contrario no subirán bien en el horno. Después estirar la masa sobre una superficie enharinada dejándola de un grosor aproximado de 0,5cm y con un molde circular de aprox 3cm de diámetro, vamos troquelando los nevaditos que después traspasaremos a la bandeja de horno. Dejar un poco de separación entre nevadito y nevadito porque al hornearlos crecen un poco. Hornear a 180º hasta que empiecen a dorarse ligeramente (aprox 15-20min). Sacar del horno y dejar enfriar un poco antes de rebozarlos en el azúcar glas.

20131217-213214.jpg
Ah, y por favor no os resistáis a comeros alguno cuando aún están calientes…a mí es como más me gustan, aunque mi madre siempre me dice que calientes me pueden sentar mal 😁.
Besos y feliz Navidad!