Bizcocho sencillo, receta

image

Hoy os traemos la receta del bizcocho sencillo, uno de los bizcochos que más me gustan. Suave, esponjoso y tierno, delicioso! Se puede usar como base para tartas, para rellenar con cremas o mermeladas o para comer solo, que es como a mí más me gusta, cubierto con azúcar glas….ummmm, ya estoy babeando 😋.

Es muy fácil de preparar y además en cualquier momento porque sus ingredientes son habituales en nuestras despensas sin necesidad de haber planificado su preparación.

Ahí vamos!

Ingredientes

6 huevos

150 gr de harina

150 gr de azucar

1/2 cucharadita de azúcar avainillado

Una pizca de sal

Un poco de mantequilla y de harina para engrasar y enharinar el molde

Preparación

Untar un molde de aprox 24cm de diámetro con mantequilla y enharinarlo, reservamos. Separar las yemas de las claras e introducirlas en dos boles. Incorporar el azúcar (el normal y el avainillado) a las yemas y batir con varillas eléctricas hasta que la mezcla haya aumentado su volumen y esté esponjosa y blanquecina.

Añadimos una pizca de sal a las claras, las montamos a punto de nieve firme y las incorporamos delicadamente, ya sin batir, al compuesto de yemas. La incorporación ha de ser suave, con movimientos envolventes de abajo a arriba, ayudándonos de una espátula. Por ultimo, añadir poco a poco la harina tamizada, mezclando nuevamente sin batir, con suaves movimientos envolventes.

Verter el compuesto en el molde, introducirlo en el horno precalentado a 170 o 180° y cocer durante 40 min. Importante: no abrir la puerta del horno durante al menos los primeros 30 min de cocción o el bizcocho se nos bajará. Estará hecho cuando se haya hinchado y dorado y los bordes se separen del molde. Tambien podemos pincharlo y si el pincho sale limpio, es que está hecho.

image

Esta vez usé un molde de estos con un agujero en el centro, si os decantáis por este tipo de molde, tened en cuenta que el tiempo de cocción disminuirá ya que el calor se distribuye también por el centro y el bizcocho se cocina antes.

image

La receta clásica no precisa levadura. Si las yemas con el azúcar se han montado bien y las claras tambien, la masa habrá acumulado suficiente aire para subir por sí mismo. Si es la primera vez que lo preparáis y no os fiáis demasiado, siempre podéis añadirle un poco de levadura para ayudarlo a subir.

Hasta la próxima! 😘

Bar Fénix, Murcia

image

Bar Fénix, os suena ¿verdad? Este pequeño y tradicional bar de tapas, pinchos o como queráis llamarlo, de la plaza de las flores de Murcia tuvo el honor (jeje) de inaugurar nuestro blog con su plato estrella: el pulpo. Es un local muy pequeño, de hecho dentro solo puedes ponerte en la barra, no hay mesas, si quieres sentarte tienes que hacerlo fuera, en la terraza. Habrá para quien esto sea un inconveniente, para mí sin embargo no es un problema ya que si el tiempo lo permite, siempre prefiero estar fuera.

En aquel nuestro primer post, Pulpo y punto, nos centramos en lo que para nosotros es lo mejor de su carta, su pulpo al horno, cocinado al estilo tradicional murciano. Pero ahora queremos que conozcáis otras delicias de su carta porque aunque yo cenaría solo a base de pulpo, de rico que está, la verdad es que tienen otras tapas que merece la pena probar.

-Marineras: Tapa con gran tradición en la Región y en especial en las zonas del litoral. Un delicioso bocado frío que consiste en una pequeña ración de ensaladilla colocada sabiamente sobre una rosca de pan tostado, y adornada con una anchoa en salmuera, ingrediente que le aporta su particular sabor a esta sencilla pero gustosa tapa.

image

-Caballitos: Deliciosa y jugosa gamba de sabor suave rebozada en una masa gruesa de color amarillento, y frita.

image

-Buñuelos de bacalao: Ojo, aunque el nombre de esta tapa puede llevar a confusión, porque al menos para mí y para buena parte de la gente que conozco, un buñuelo es otra cosa, ésta es otra de las deliciosas tapas que no debes dejar de pedir. En este caso, lo que el bar Fénix te ofrece en su carta como buñuelo de bacalao es un jugoso y exquisito trozo de bacalao desalado y sin espinas, rebozado en la misma masa con la que hacen sus caballitos, y después frito.

image

-Pulpo al horno: y sí, aunque ya os hayamos hablado de él, no podemos resistirnos a volveros a enseñar esta maravilla de pulpo al horno.

image

Evidentemente tienen más tapas y seguro que muy buenas, nosotros os contamos las que hemos probado que más nos han gustado pero si vais y probáis algo diferente y rico, esperamos que nos lo contéis.

Ah, casi lo olvido,  otra cosa que tiene este bar que me encanta es su cartel luminoso, el de la foto con la que abrimos este post ¿no me digáis que no es bonito?

Hasta la próxima!

Besosssss

Bizcochadas Santdul

image

Hoy no os traemos una receta dulce, os traemos directamente el dulce ya elaborado y listo para disfrutarlo en cualquier momento: desayuno, merienda, tentenpié… Hablamos de las bizcochadas Santdul, unos deliciosos y ligeros bizcochitos que a nosotros nos conquistaron desde el mismo momento en que los probamos.

La verdad es que hacia muchísimo tiempo que no las comiamos porque solíamos comprarlas en Mercadona y un día dejaron de traerlas. El problema es que no era capaz de recordar la marca, sabía que no era una de las súper conocidas pero nada más. Hasta intenté encontrarlas en el todopoderoso internet, lanzando una búsqueda por imágenes porque estaba segura de que si las veía, las reconocería sin duda…pero otra vez nada 😔. Y el otro día por fin, se hizo la luz 💡💡💡💡.  Entramos a un Carrefour y me fui directita  al pasillo de los dulces con la esperanza de encontrarlas y, le voilà, ahí estaban…fue como encontrar un tesoro, jeje.

image

Nos encantan solas o acompañadas de un vaso de leche, en mi caso calentita, azucarada y con un poco de café….ummmm……deliciosas!

Y mañana, viernes !!!

Feliz fin de semana a tod@s 😘

Garbanzos con macarrones o macarrones amarillos, receta familiar

Ahora que por fin parece que va llegando el frío ❄️, empiezan a apetecer esos ricos y calentitos guisos que tanto nos gustan ¿no os parece? (yo me confieso fan absoluta de los platos de cuchara 😋)

Este guiso que os traemos hoy es otra receta típica de nuestra cocina familiar y aunque de entrada puede que a muchos de vosotros os parezca raro un guiso que lleve macarrones,  si os animáis a probarlo entenderéis por qué es una de las comidas preferidas en mi casa.

Vamos allá…

Ingredientes (para 4 o 5 pax)

-Chorizo picante, aprox 1/3 parte de una sarta

-1 hueso y un trozo de jamón Serrano

-400gr aprox de codillo (o parte similar) de cordero

-1 tomate grande y maduro rallado (en su defecto podéis usar tomate triturado en lata)

-1 cebolla mediana rallada

-Dos puñados de garbanzos secos puestos en remojo el día anterior (yo en esta ocasión utilicé garbanzos ya cocidos que tenia de unos días atrás)

-Un puñado grande por persona de macarrones

-Aceite de oliva, sal y colorante

-1 patata (opcional)

image

Preparación 

En la olla exprés ponemos agua fría, el hueso y el trozo de jamón, el codillo y el chorizo. Cuando empiece a hervir añadimos los garbanzos, volvemos a llevar a ebullición y desespumamos. Tapamos, y cocemos a fuego medio durante 1h. Mientras, ponemos aceite de oliva (aproximadamente un poco más de media taza de las de café) en una sartén y cuando esté caliente añadimos la cebolla y sofreímos. Cuando la cebolla está transparente, incorporamos el tomate rallado y sofreímos bien. Destapar la olla e incorporarle el sofrito y la patata (si usasemos garbanzos ya cocidos, este es también el momento de incorporarlos con el agua de su cocción incluida)

image

Dejamos cocer todo, ahora ya sin tapar, unos 15 min para que ligue bien y pasado este tiempo ya podemos poner el colorante y los macarrones. Dejar cocer hasta que la pasta esté hecha y servir.

Nota: El caldo, una vez acabado el plato, debe quedar con cierta consistencia, no demasiado líquido.

image

Que aproveche!

Los boquerones de mi madre

Nos chiflan estos boquerones. Así los ha hecho mi madre, y mi abuela antes, toda la vida y para mí son seña de identidad de la cocina de mi familia. La verdad es que no sé si es una receta popular o familiar, si tiene un nombre o no, lo único que sé, es que están buenísimos y que podríamos hasta decir que resultan adictivos…cuando empiezas a comer, no puedes parar.

La receta es muy sencilla y es un plato que apetece especialmente en verano. Combinado con una ensalada murciana o una de verano (de patata), es ideal.

Ingredientes

-500 o 600 gr de boquerones de tamaño medio
-2 o 3 dientes de ajo
-Vinagre
-Orégano
-Sal
-Harina
-Aceite de oliva para freír

Preparación

En el mortero preparamos una picada con los dientes de ajo, sal y orégano y una vez hecha le incorporamos el vinagre (yo lo pongo a ojo pero por dar una referencia, sería como un vasito de los de café). Limpiamos los boquerones quitándoles la tripa, la cabeza y la espina y abriéndolos sin llegar a separar los dos lomos (tipo libro) y los vamos colocando en un recipiente formando capas entre las que iremos poniendo parte de la picada hasta acabar las dos cosas.
Dejamos macerar de 40 min a 1h. El tiempo de maceración lo podréis variar a vuestro gusto, si te gustan más fuertes de sabor ampliarás el tiempo y si te gustan más suaves, lo acortarás.

20130825-163406.jpg
Pasado este tiempo, pasamos los boquerones por harina y los freímos en abundante aceite de oliva, a fuego más bien fuerte, hasta que estén bien dorados. Colocamos sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y listos para servir 😋

20130825-163612.jpg

20130825-165919.jpg
Si os sobran, guardadlos en un recipiente pequeño apilando los boquerones unos sobre otros como si de una conserva se tratara y refrigeradlos. Fríos están, casi mejor..

Este post va especialmente dedicado a mi madre, que siempre está para todo y que nunca pide nada… ah, y que cocina de rechupete!
Love you mom! 😘

Feliz domingo!!